Tendencias en marketing 2013: El Marketing de Afiliación

En pleno boom del content marketing, algunos se sorprendieron cuando el prestigioso IAB (Interactive Advertising Bureau) anunció hace unos meses que el 61% de los anunciantes planeaba aumentar en 2013 su inversión de marketing de afiliados. El dato revelaba lo que era un secreto a voces: el Marketing de Afiliación está siendo una de las estrategias de mayor éxito en 2013.

Marketing de afiliacion

¿El motivo? El Marketing de Afiliación está especializado en la obtención de resultados, que es ni más ni menos lo que cualquier empresa ambiciona: lograr resultados. Al Marketing de Afiliación se le conoce, de hecho, como Marketing de Resultados. Y esa es lógicamente su principal ventaja respecto a otras estrategias de marketing:  El anunciante sólo paga si se producen resultados: Coste por lead, Coste por clic, coste por acción… Esto supone que el anuncio logra muchas impresiones sin que esas impresiones supongan coste para la marca, es decir, consigue visibilidad a coste cero.

El marketing de afiliación permite seguir en tiempo real el tráfico que genera cada anuncio y acceder a informes no sólo de clics e impresiones sino también de registros y ventas.  De esta forma, es más sencillo revisar el ROI con rapidez y replantear cada acción de forma inmediata si así lo aconsejan los informes de resultados.

En marketing de afiliación, un anunciante contacta con una red de afiliados (de páginas web) para colocar en ella sus inserciones. Los propietarios de esas páginas web recibirán una comisión cada vez que el anunciante consiga el objetivo que previamente han acordado (sea un lead, sea una venta, sea un clic).

Esta comisión facilita que el dueño de la web sea el primer interesado en conseguir tráfico de calidad hacia el anunciante. De esta forma, la afiliación permite al anunciante ganar un fiel aliado en la búsqueda de sus objetivos. Si el anunciante gana, el webmaster gana. Si no hay ganancia, nadie gana pero nadie pierde.

Otra ventaja del marketing de afiliación es que permite una gran segmentación: los anuncios se colocan en webs adecuadas a esos anuncios, es decir, impactan al público objetivo de la empresa anunciante.

Y esta es, en general, la gran ventaja competitiva del marketing digital frente a la gran mayoría de acciones de marketing tradicional: Internet permite una segmentación de públicos que difícilmente permitían los antiguos soportes publicitarios.  

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario