Los 10 consejos que Rafa Nadal te daría para tu estrategia de Marketing Digital

Es un triunfador. Y no sólo porque haya vuelto al número 1 del mundo tras una lesión de rodilla que lo tuvo apartado de las pistas durante meses, ni porque haya ganado 13 torneos de Grand Slam, sólo uno menos que Pete Sampras y a cuatro de Roger Federer. Es un triunfador, por encima de todo, por su capacidad de trabajo. Por su mente. Por eso hemos tratado de extraer los 10 consejos que Rafa Nadal te daría para que tu estrategia de marketing digital fuera un éxito. Veamos:

nadal_marketing

1. Conócete a ti mismo, con debilidades y fortalezas.

Un profesional que quiera diseñar una brillante estrategia de marketing debe conocer perfectamente la empresa para la que trabaja. Saber cuáles son sus puntos ganadores, cuáles son los aspectos en los que flojea y cómo son sus competidores. Sin ese análisis previo, y en un entorno hiperprofesionalizado (el empresarial y el tenístico, ambos) el partido estará perdido en la mayoría de ocasiones.

2. Ten buena predisposición a mejorar los golpes más flojos.

El saque de Rafa Nadal nunca fue su punto fuerte. Tampoco el cemento de Flushing Meadows parecía la mejor superficie para el mallorquín. Eso pensábamos todos. Hasta que Rafa decidió mejorar aquello en lo que fallaba. En términos de marketing tu producto o servicio debe ser excelente. Pero ni siquiera la excelencia te asegura éxito si no la sabes comunicar.  Así que ya sabes dónde está el secreto: haz que tu marketing sea tu bola ganadora.

3. Sorprende.

Si Nadal subiera siempre a la red a bolear, sus rivales tendrían ventaja. Si no subiera nunca, también. Si tus acciones de marketing son previsibles tu público difícilmente se entusiasmará contigo. Sé creativo, original, brillante, sorprende a tu público. ¿Es difícil? Sí. Pero recuerda aquello de que cuando la inspiración llegue mejor que te encuentre trabajando.

4. Asocia a tu imagen unos valores.

Pocos deportistas (quizás Indurain en su tiempo, quizás Iniesta y Casillas actualmente) despiertan el respeto y el cariño casi unánime que Nadal. Y eso no lo da sólo el éxito, sino los valores. Así lo hace Apple, vinculándose a una manera de vivir moderna y divertida, cool, o Coca Cola, asociándose a la felicidad. El marketing del siglo XXI ya no busca simplemente vender un producto sino generar amor hacia una marca. Eso es lo que seduce, fideliza y crea evangelizadores. Personas que harán por ti la mejor publicidad que pueda tener tu marca.

5. Ve siempre al máximo, sin desfallecer.

Aplicar una estrategia de marketing, al igual que convertirse en un gran deportista, requiere constancia y concentración. Si un golpe falla, hay que seguir intentando darle a la bola. Si una acción no resulta, hay que plantearse por qué y diseñar una mejor. Sin desfallecer.

6. Relativiza los halagos y las críticas.

Ganar un Grand Slam y dejar de ser competitivo no te convierte en un jugador memorable. Tener éxito con una acción de marketing brillante y vivir de rentas te lleva a la cola del paro seguro. Si tienes éxito, sigue batallando por el éxito; si fracasas, busca dónde está el error e imagina una estrategia mejor.

7. No olvides que detrás de cualquier estrategia hay personas.

Los deportistas no son máquinas, a veces se rompen físicamente y otras anímicamente (ya sabemos cómo afectó a nadal la separación de sus padres). Tras una estrategia de marketing offline u online hay, siempre, personas. Personas que decidirán que tu eslogan se convierta prácticamente en un refrán, personas que harán viral tu video, personas que compartirán tus posts y que decidirán seguir tu Facebook. Nunca hay robots, ni siquiera haciendo SEO. Porque detrás del posicionamiento orgánico, detrás de los robots de los buscadores, hay personas que han diseñado algoritmos para premiar aquello que gusta al resto de personas.

8. Aprende a sufrir.

Los golpes de un jugador de ranking bajo han sorprendido más de una vez a Rafa, así como su rodilla o la fortaleza inesperada de un rival. Nadie dijo que triunfar fuera fácil. Tus brillantes acciones de marketing a veces no funcionarán, tu público no las entenderá. Y no hay ninguna pócima mágica: tan sólo más trabajo.

9. Comprométete con el trabajo.

El deporte de élite requiere rigor y constancia, el deportista que olvida que es deportista las 24 horas  se queda atrás. Será flor de un día. Y en marketing digital sucede lo mismo: Tu marca está construyendo su reputación online las 24 horas al día, porque tu comunidad puede estar activa a la hora que desee. Una chispa puede ocasionar un incendio que devore tu empresa si alguien no la apaga a tiempo. El marketing online requiere monitorización constante, no permite descuidarse.

10. Revisa el partido.

Dicen que los deportistas de élite ven una y otra vez sus actuaciones. Son hipercríticos consigo mismos. Tras el partido, nada les pasa desapercibido: cada bola mal golpeada, cada sprint insuficiente, cada decisión mal tomada. El marketing online tiene una ventaja frente al marketing tradicional: la multitud de herramientas de analítica y medición que existen. Calcula el ROI de tu acciones, estudia en qué paso del embudo de conversión se quedan los clientes de tu tienda online, revisa por qué keywords llegan las visitas a tu web, mide la interacción que tus fans tienen contigo en redes sociales. Es lo que Nadal haría si fuera un marketero, seguro.

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario