¿Quieres que Facebook Ads te ayude con tu negocio?

Sí, probablemente los encontrarás en Facebook. Si la pregunta es si tus clientes potenciales están en Facebook la respuesta es que sí. Probablemente.  Están en Facebook y probablemente pasan horas al día consultando su muro y haciendo clic en las publicaciones de su página. Estar, están. Y el objetivo de una buena estrategia de marketing en Facebook es encontrarlos.

facebook_ads

Facebook tiene más de 1.000 millones de usuarios en el mundo y más de 16 en España. Pero desengáñate, tus mensajes, tus anuncios, no interesan a esos 1.000 millones de personas. El primer error de una campaña de marketing es no saber dónde está el público objetivo de un producto o servicio y por eso el primer paso para que una campaña de Facebook Ads sea un éxito es segmentar correctamente a tu público. Saber quiénes son, dónde están, cómo son y qué les interesa.

A saber todo eso nos ayuda, y mucho, el propio Facebook, que custodia una base de datos enorme sobre hábitos, gustos, aficiones, inquietudes y sueños de cada uno de sus usuarios. Una base de datos creada a partir de toda la información que cada usuario comparte con sus amigos de Facebook.

De ahí que Facebook ads sea una herramienta muy poderosa para hacer llegar tu mensaje a tu público concreto. Facebook te permite decidir en qué países o ciudades quieres que se muestre tu anuncio,  en qué franja de edades y a qué sexo. Pero no sólo eso, puedes elegir los gustos de las personas a las que les mostrarás tu mensaje, puedes elegir su orientación sexual y su estado civil y sentimental. Incluso puedes decidir mostrarle tu anuncio únicamente el día de su cumpleaños.

Este es, en definitiva, el motivo por el que Facebook Ads puede ser de gran ayuda para tu negocio: Nadie como Facebook conoce a cada tipo de público. Nadie como Facebook conoce a tu público.

¿Y cómo montamos una campaña en Facebook? Aquí te contamos los pasos que seguiríamos para montar una campaña de Facebook ads para nuestra propia página de empresa, la de Primeras Posiciones.

1. Decidir qué queremos promocionar.

El primer paso es decidir qué queremos promocionar. ¿Una web, una app, un lugar, un  evento? Lógicamente, esta decisión se basa en la estrategia que previamente hemos elaborado y en la que hemos fijado nuestros objetivos. A nosotros nos interesa ganar fans en Facebook puesto que nuestra página en esta red social es relativamente nueva, pero, sobre todo, nuestro objetivo es hacer llegar a posibles clientes a nuestra web para despertar su inquietud y que nos soliciten información. Por lo tanto, respondiendo a la pregunta inicial: Promocionaremos nuestra web: Primeras Posiciones.

2. Definir qué tipo de campaña nos interesa más.

El segundo paso sería definir el tipo de campaña que deseamos para Primeras Posiciones. Deberemos decidir si queremos una campaña estándard o si preferimos  una campaña de retargeting para incidir en personas que alguna vez ya han pasado por nuestra web web o si preferimos promocionar uno de nuestros posts a través de la opción de historias patrocinadas.

En esta ocasión, Primeras Posiciones elegiría una campaña estándard para incrementar nuestra visibilidad y conseguir un empujón para hacer crecer nuestra comunidad.

3. Configurar el anuncio.

¿Cuál queremos que sea el encabezado? Tenemos sólo 25 caracteres y decidimos que sea “Marketing seductor”, muy en línea con lo que creemos que debe ser el marketing:

¿Y el texto que aparece debajo del titular? Se trata de una explicación un poco más extensa del titular. Tenemos 90 caracteres y escribimos: “Te ayudamos a que tus clientes amen tu marca. ¿Cómo? A través del marketing”.

Para acabar, elegimos una imagen y decidimos si queremos que aparezca información de nuestra página (por ejemplo, el número de likes) junto al anuncio. Como tenemos (todavía) pocos “Me gusta” decidimos que no y vamos al siguiente paso.

4. Segmentar la campaña

Aquí es donde se despliegan las posibilidades casi infinitas de Facebook y sus anuncios. Elegimos ubicación (país, provincia o ciudad). Decidimos que buscamos clientes en España y marcamos esta opción, sin olvidar que podríamos decidir buscar clientes sólo en Barcelona, por ejemplo. Marcamos que la edad sea de los 25 a los 55 y que nuestro anuncio aparezca tanto a hombres como mujeres. En este momento, Facebook nos avisa que nuestro anuncio puede aparecer a más de 13 millones de personas.

Seguimos y nos adentramos en los intereses de las personas a las que queremos llegar con nuestra campaña. Escribimos “Marketing” y Facebook nos advierte que el público que puede ver nuestro anuncio ya está mucho más acotado: 420.000 personas en España, de entre 25 y 55 años interesadas en el marketing. ¿Qué más? Añadimos otro interés porque lo que más nos interesa es llegar a los emprendedores, que son uno de nuestros targets clave.  Hay, por lo visto, 480.000 personas en España, en las edades que hemos elegido, interesadas bien en el marketing bien en los emprendedores. Ese es nuestro público, al que queremos que llegue nuestra campaña.

Por eso, descartamos el resto de parámetros de segmentación que Facebook nos ofrece: Nos da igual la orientación sexual y la situación sentimental de las personas que vean un anuncio (datos muy útiles, por supuesto, para otro tipo de empresas) y decidimos que tampoco delimitaremos su nivel académico.

5. Presupuestar la campaña

¿Cuánto queremos gastarnos? Decidimos que empezaremos con un presupuesto máximo diario de 5 euros y mantendremos la campaña durante 10 días. Es decir, gastaremos un máximo de 50 euros en esta primera campaña, un presupuesto mínimo que nos permitirá comprobar cuáles son los primeros resultados obtenidos para después definir mejor nuestra campaña.

6. Medir

¿Habrá funcionado nuestra campaña? La respuesta es compleja, puesto que depende de los parámetros de medición que hayamos fijado previamente. ¿Nuestro objetivo era ganar “likes” y lo hemos conseguido?, ¿o era que nuestro anuncio redundara en visitas a la web y que estos visitantes fueran a nuestra página de contacto y nos pidieran un presupuesto? Ambos objetivos nos interesan.

Sin embargo, más allá de la conversión en nuestra web, Facebook ofrece sus propias estadísticas, que nos resultan útiles para saber si hemos elaborado bien la campaña. Así, calcularemos el éxito de la campaña dividiendo el total de clics sobre el total de impresiones o páginas vistas y consideraremos que la campaña ha sido buena si el CTR (Click Through Rate, la tasa de clics) es igual o superior al 1%

¿Habrá ayudado Facebook Ads a nuestro negocio? ¿Habremos dado a conocer Primeras Posiciones a más personas que busquen una agencia de marketing online de Barcelona en la que confiar? Probémoslo, pero nuestra experiencia previa diseñando campañas de Facebook Ads nos da la respuesta: Facebook Ads es una muy buena herramienta para conectar con el público potencial de una marca.

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someoneShare on LinkedIn

Una respuesta a "¿Quieres que Facebook Ads te ayude con tu negocio?"

  1. […] a diseñar una estrategia en redes sociales y a definir y ejecutar campañas en Google Adwords, Facebook Ads y campañas de retargeting, una de las tendencias que más darán que hablar en 2014. Si tienes un […]

Deja un comentario